miércoles, 7 de julio de 2010

MODELO BIOPSICOSOCIAL EN MEDICINA




MODELO BIOPSICOSOCIAL Y MODELO BIOMÉDICO EN LA SALUD
Los médicos tenemos tendencia a realizar diagnósticos y tratamientos desde una perspectiva exclusivamente biológica. Es decir, analizamos los problemas de la salud partiendo de fenómenos biológicos solamente, dejando de involucrar en nuestros análisis los aspectos sociales y psicológicos. Es lo que conocemos como MODELO BIOMÉDICO.
Frente a esta perspectiva biomédica encontramos al MODELO BIOPSICOSOCIAL, el cual toma en consideración hechos sociales y psicológicos a la hora de evaluar un problema de salud y/o enfermedad. Este modelo coincide con el modelo holístico de salud.
La tendencia “biologisista” de los médicos viene de la idea de que el ser humano está compuesto de un cuerpo y una mente perfectamente separados la una del otro. Fue un concepto propuesto por René Descartes en su famoso dualismo cartesiano; el cual sostenía que la mente es un ente metafísico, espiritual, cuyo estudio corresponde a la filosofía y a la teología y el cuerpo es un ente material, mecánico, cuyo estudio corresponde a los médicos.
El dualismo cartesiano condujo a considerar al cuerpo humano como una máquina; idea que se fortaleció en los siglos XVIII y XIX por los avances en el conocimiento de biología. Por ejemplo la teoría celular de Rudolf Virchow, estableció la célula como elemento estructural y funcional de los organismos vivos, y su alteración la causa de las enfermedades, por lo que había que encontrar donde estaba la lesión del tejido celular para determinar la causa de las enfermedades. Por ejemplo en un hepatocarcinoma (cáncer de hígado) la causa es el crecimiento exagerado y desordenado de las células (hepatocitos).
También los famosos estudios de Robert Koch sobre las enfermedades infecciosas potenciaron la idea del modelo biomédico. Este famoso investigador demostró que las enfermedades infecciosas estaban producidas por bacterias, marcando un hito en los procedimientos médicos y en la metodología para el diagnóstico. Descubrió que cada enfermedad infecciosa estaba causada por un determinado microorganismo, por ejemplo que la tuberculosis la causa el bacilo que lleva su nombre, o sea bacilo de Koch.
Los “Postulados de Koch” (1879) provocaron entusiasmo inusitado en la medicina y se produjo una cascada de descubrimientos de bacterias productoras de enfermedades: la sífilis, la lepra, el tétanos, etc. ya tenían una causa específica: el treponema pálido, el bacilo de Hansen, el clostridium, etc. Por lo que la tarea del médico era buscar la bacteria específica para sentenciar el diagnóstico, sin importar factores psicosociales, lo que afianzó el modelo biomédico de la causa o etiología lineal directa. Es decir cada enfermedad tiene una causa única y directa.
Este modelo biomédico ha servido (y sirve) en gran medida para diagnosticar y tratar una enfermedad o al analizar un problema de salud. Pero con este modelo se corre el riesgo de excluir factores de riesgos psicológicos y sociales de gran importancia en el proceso salud-enfermedad y por lo tanto se pierde la posibilidad de comprender en su justa medida las complejas y variadas interacciones de este proceso, por lo que obtendríamos un conocimiento incompleto y simplista de la salud del ser humano.
En 1977 George Engel, (psiquiatra norteamericano) propone el modelo biopsicosocial de enfermedad, en el que reconoce que todas las enfermedades tienen componentes biológicos, psicológicos y sociales. Pone de relieve que cada individuo está compuesto por células que se organizan en tejidos, órganos y aparatos -componente biológico- Es miembro de una familia, una comunidad, una cultura –componente social- y posee unas determinadas características mentales que lo hacen único –componente psicológico-
El modelo biopsicosocial de Engel está basado en la teoría general de sistemas del biólogo austriaco Von Bertalanfy, que ofrece un marco conceptual en el que los aspectos sociales y biológicos de los seres vivos son integrados de manera lógica con las ciencias físicas. Se basa en que todos los fenómenos naturales son un conjunto de sistemas interrelacionados que comparten ciertas características fundamentales.
“Se define un sistema como un conjunto de unidades relacionadas de tal forma que cada una depende de otras, todos los sistemas forman parte del mundo físico, están formados por acumulación de materia y energía que existen en el espacio y en el tiempo sujetas a las leyes de la naturaleza. Estos sistemas se organizan de manera jerárquica, en el que cada sistema de un nivel superior contiene los elementos el sistema anterior: átomos, moléculas, células, tejidos, órganos, individuos, grupos, organizaciones, sociedades, naciones y sistemas supranacionales.” (López-Ibor, J.J. 1999).
En medicina, esta teoría general de sistemas permite analizar, desde su punto de vista, el comportamiento de las enfermedades. Cada paciente está compuesto y compone sistemas y una disfunción (función anormal) puede ser reflejo de alteraciones en sistemas inferiores. Las alteraciones genéticas, toxicas, infecciosas o traumáticas pueden ser causa de alteraciones psicológicas. Las alteraciones de un sistema familiar pueden deberse a que uno de los miembros padezca un trastorno mental (psicológico). Las alteraciones en un sistema superior, como una situación laboral que impida la satisfacción individual, actuará negativamente en su funcionamiento normal.
Como podemos deducir, la evaluación de una determinada alteración en la función de un organismo (trastorno, síndrome o enfermedad) requeriría, desde el punto de vista de la teoría general de sistemas, tener en consideración todas las unidades que conforman su sistema y la interrelación entre las unidades. La etiología lineal directa del modelo biomédico no abarcaría todos los componentes del sistema.
Por ejemplo, en la tuberculosis, según el modelo biomédico la etiología es el bacilo de Koch y para su curación bastaría con aplicar los antibióticos específicos para eliminar la enfermedad. Esta etiología lineal directa dejaría importantes factores de riesgo sin considerar.
Dese la perspectiva biopsicosocial habría que investigar no solo el bacilo productor de la enfermedad, sino los aspectos sociales y psicológicos que permiten que se desarrolle la tuberculosis: las condiciones familiares, como relaciones entre sus miembros, condiciones financieras, tipo de vivienda, comunicación y transporte, hábitos alimenticios, acceso al sistema de salud y cultura. Los aspectos emocionales, nivel de instrucción, elementos de personalidad y creencias son componentes indispensables para tener una completa visión del conjunto de factores que intervienen necesariamente en el desarrollo de la enfermedad. Si no se corrigen los factores sociales y psicológicos negativos que favorecen la aparición y mantenimiento de la enfermedad, esta no se va a curar con el solo uso del antibiótico que elimine la bacteria.
Imaginemos un caso de la práctica clínica:
I) Historia de la Enfermedad Actual ( E A ):Paciente masculino de 36 años de edad, quien presenta ascitis (líquido en la cavidad abdominal), adelgazamiento y color amarillento de la piel. Se le practica eco abdominal que visualiza un nódulo con aumento de la vascularización en el hígado. La biopsia revela un carcinoma hepatocelular (cáncer de hígado). Después del diagnostico el paciente comienza a presentar insomnio, hiporexia (falta de apetito), decaimiento, tristeza, incremento de bebidas espirituosas e ideas suicidas.
II) Antecedentes: El paciente no estudió por que los profesores no lo permitieron debido a sus amaneramientos femeninos y las burlas de los compañeros. Se inició sexualmente a los 13 a. y ha tenido una vida sexual indiscriminada sin protección; a los 14 a. padeció hepatitis B. Trabaja en un bar donde consume bebidas alcohólicas de manera abusiva. Es transexual y ha usado estrógenos para aumentar el tamaño de sus mamas. Su familia tiene creencia religiosa tradicional y no acepta su condición transexual, por lo que el paciente ha cambiado de residencia fuera de su pueblo natal desde los 20 a. dedicándose al comercio sexual como fuente de ingreso para mantenerse.
Si utilizamos el modelo biomédico para analizar este caso, haríamos un diagnóstico de HEPATOMA (etiología lineal directa). El tratamiento podría ser extirpación quirúrgica del tumor y quimioterapia.
Si utilizamos el modelo biopsicosocial tendremos que apreciar el problema de manera sistémica, involucrando los antecedentes familiares, el ambiente social y los aspectos psicológicos. En este caso no nos conformaríamos con el diagnostico reduccionista de Hepatoma. Ya que además de hacer el diagnostico anatomopatológico tendríamos que evaluar la situación de vida del paciente, su uso inadecuado y riesgoso de alcohol y estrógenos, su comportamiento sexual inadecuado y su estado depresivo con riesgo suicida.
Visto desde esta perspectiva el tratamiento debe ser holístico o integral. Habrá, no solo que proponer extirpar el tumor y aplicar quimioterapia, sino orientar y educar al paciente en relación a su estilo de vida, al uso abusivo de sustancias que le hacen daño; hacerle psicoterapia para mejorar sus condiciones emocionales y entrevistar a la familia para propiciar un acercamiento con el paciente y mejorar los lazos afectivos. Por otra parte es posible que muera en tiempo no muy lejano y se deben preparar para un duelo difícil.









MODELO BIOMÉDICO
•El cuerpo humano es una estructura anatómica con aspectos
morfológicos y funcionales bien definidos.
•Los problemas de salud se deben a alteraciones en mecanismos
físico-químicos, y pueden explicarse si se descubre su base
molecular, genética o por agentes externos físicos o biológicos.
•El médico es el profesional técnico que repara las alteraciones.
•La investigación de las enfermedades y de los procedimientos
terapéuticos se concentra en las "evidencias o pruebas
materiales“.
•Su objetivo es curar la enfermedad con un preciso diagnóstico e
indicando un tratamiento correcto según la Medicina Basada en la
Evidencia, y de una manera eficaz y eficiente.



MODELO BIOPSICOSOCIAL
•En una persona concreta los límites entre salud y enfermedad
son borrosos. La salud y la enfermedad son un "continuo" y
forman parte de un mismo proceso.
•El proceso salud-enfermedad es multidimensional, los factores
biológicos, psicológicos, sociales, familiares, medioambientales y
culturales interactúan, positiva o negativamente, de manera
continua.
•El médico debe ayudar a sus pacientes en todas las fases del
proceso, promocionando la salud, previendo la enfermedad,
curando o aliviando los síntomas, recuperando o rehabilitando
funciones y acompañando en las fases finales de la vida.
•La atención médica debe centrarse en las necesidades del
paciente.
•El médico debe considerar que el paciente forma con su familia y
la sociedad un gran sistema que interactúa continuamente.




Bibliografía:
Bonal, P (2006) CS Universitario de Bellavista (Sevilla). Universidad de Sevilla.
Diccionario Médico 4ta edición (1998) Masson, Barcelona.
Lopez –Ibor, J. (1999) Lecciones de Psicología Médica. Masson. Barcelona.
Lazarus, R. (2000) Estrés y emoción, Ed. Desclée, Bilba.
Pena, T. Canoto, Y. Santalla, Z. (2006) Una introducción a la Psicología. 1ra Ed. UCAB. Caracas.
Pérez Tamayo, Ruy (2009)- De La Magia Primitiva a La Medicina Moderna www.libreriasdelfondo.com/LF_Detalle.asp?ctit
Rios C. P. (2006) PSICOLOGÍA la aventura de conocernos. 2da edición. Ed. Texto Caracas.
Rosales-Nieto, J. (2004) Psicología de la Salud, Ediciones Pirámide, Madrid
El cuadro es de Picasso: Ciencia y caridad



TRABAJO SOBRE MODELO BIOPSICOSOCIAL O METODO HOLISTICO EN MEDICINA
Valor: 4%
Taller para grupos de 8 alumnos a realizarse en el salón de clases
Realizar:
1.- Lectura de los principios del Modelo Holístico de la Medicina o Modelo Biopsicosocial.
2.- Determina cual(es) hábito(s) psicobiologico(s) favorecen a la aparición de la enfermedad de acuerda al caso clínico.
3.- Determina si hay antecedente biopatográfico en el paciente que permita correlacionar el principio holístico de la medicina.
4.- De los términos médicos descritos, coloque su respectivo significado

Ejemplo No 1: Se trata de un adolecente que comienza con tos, expectoración, fiebre vespertina, palidez cutáneo-mucosa, decaimiento, anorexia y perdida de peso. El BK en esputo salió positivo y las radiografías de tórax evidenciaron una Tuberculosis Pulmonar. El paciente vive con su madre, quien trabaja como mesonera en un bar, y 8 hermanos. El padre lo abandonó a los pocos meses de nacido.
Ejemplo No 2: La mujer de 40 años, que ingresa a la U.C.C por arritmia ventricular. Después del tratamiento oportuno mejoró. Al realizarle la anamnesis reportó que estaba muy ansiosa y deprimida. El día de la arritmia se estaba cumpliendo el primer aniversario de la muerte de su padre.
Ejemplo No 3: Paciente femenina de 50 años que comienza a sentir una tumoración en mama derecha, después de realizarle los exámenes se le diagnostica carcinoma ductal, el cual es tratado con cirugía. La paciente no tuvo hijos y habían muerto su marido y otros miembros de su familia recientemente.
Ejemplo No 4: Hombre de negocios de 40 años que tuvo una pérdida económica importante posterior a lo cual comenzó a fumar de manera excesiva. Su T.A. se incrementó y a los 12 meses presento E.C.V. isquémico que le dejó como secuela una hemiplejía derecha.
Ejemplo No 5: Paciente masculino de 39 años de edad quien presentó un linfoma agresivo y murió tres meses después de varias medidas quimioterapéuticas que no tuvieron éxito. La mujer a la que se había dedicado desde que tenia 20 años lo dejó por un parcelero adinerado unos meses antes que se le diagnosticara el linfoma. El paciente trabajaba como “volador”
Ejemplo No 6: Varón de 4 años, hijo único, que siempre había tenido salud excelente, desarrolla fiebre persistente después de nacer un hermanito.
Ejemplo No 7: Mujer dedicada a la política que presenta insomnio pertinaz, edema e inflamación en pierna derecha a quien se le diagnostica tromboflebitis. Los días previos al cuadro había tenido que viajar a la China por motivo de su trabajo.
Ejemplo No 8: Mujer multípara, de 40 años, obesa, quien se queja de dolor intenso en hipocondrio derecho después de comidas abundantes. Al realizarle un eco abdominal se evidencia litiasis vesicular.


Ejemplo No 9: Paciente masculino de 38 años agente viajero, fumador de una caja de cigarros al día y con hábito alcohólico acentuado debido a que su trabajo le impone reuniones frecuentes, quién luego de un accidente de tránsito donde muere su chofer presenta un intenso dolor en epigastrio. Se le diagnosticó una úlcera de estómago.
Ejemplo No. 10: Mujer de 20 años analfabeta, con diagnóstico de SIDA y en tratamiento por el servicio de ETS local, quien cambió de hogar en varias oportunidades debido a la crítica situación económica de la familia. Su madre tuvo que dedicarse a trabajar y dejarla al cuidado de otras personas que tampoco pudieron cuidarla. A los 8 años fue abusada sexualmente y desde la adolescencia se dedicó al comercio sexual.
Ejemplo No 11: Escolar de sexo femenino quien presenta en horas de la madrugada disnea intensa, es llevada a la sala de emergencia donde se le nebuliza y mejora. El día anterior habían estado quemando la basura en su casa.
Ejemplo No 12: Adulto joven con ictericia, dolor en hipocondrio derecho, fiebre, malestar general, adinamia, orinas oscuras, anorexia y vómitos. Al examen físico se detecta hepatomegalia y esplenomegalia. Se le diagnostica hepatitis “A”. El paciente suele comer en ventas de comida ambulante y no estaba vacunado contra esta enfermedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario